El pueblo

Mil razones para venir al pueblo.

Hay un pequeño pueblo con el cielo más claro de toda la Península Ibérica.

Donde los vecinos viven de la tierra y los politonos que ponen banda sonora a la gran ciudad no interrumpen una siesta a la sombra del nogal. Y no, no es esto el principio de un cuento, sino una realidad palpable – incluso lo del cielo está validado por la mismísima NASA –, y si no lo creen, pregunten a Antonio Fernández Jiménez, autor del libro. Una vida retirada. Inazares,de camino hacia el cielo


Inazares es una aldea de 18 habitantes ideal para disfrutar en todas sus estaciones.

En otoño-invierno: el color de las hojas de los nogales, cerezos, álamos, etc antes de caer. Las bajas temperaturas nos ofrece la posibilidad de disfrutar de la nieve y una buena chimenea de leña.

Primavera-verano: disfrutar del colorido de la floración, los campos y montes verdes, y por su puesto su excelente temperatura para el verano con noches frescas donde no hace falta el aire acondicionado.

Inazares es el pueblo más alto de la región de Murcia.

A 1350 m de altitud, se encuentra en el Macizo de Revolcadores con el pico de los Obispos, que, con sus 2015 m de altitud, es el pico más alto de la Región de Murcia. Subir a Revolcadores significa llegar al techo provincial de Murcia, una provincia poco conocida por sus montañas que a todos nos sorprende con sus mágicos lugares en la naturaleza..

Catalogado por la nasa como uno de los cielos más limpios de la península ibérica.



Desconectar, pero de verdad

La desconexión en la naturaleza es una de las ventajas de pasar las vacaciones en esta aldea. Pasar unos días en el pueblo nos permite romper con el día a día en muchos sentidos porque es un turismo libre de horarios, sin estrés. No hay que madrugar para hacer colas en un museo o atracción ni intentar cuadrar una agenda de viaje medida al segundo. De hecho, es fácil dejar el reloj en un cajón y olvidarse de él. Y, si encima tenemos la ''suerte de que el pueblo está en una zona con mala cobertura, la desconexión puede ser total.



Una opción más saludable

El entorno rural invita a llevar un estilo de vida más saludable en el que, para empezar, apetece dejar el coche aparcado para salir a andar o recuperar las excursiones en bicicleta. No hay prisas y se tiene tiempo para los buenos hábitos como el ejercicio. Además, es un tópico pero, bien cierto, que las comidas saben mucho mejor.



Tiempo para todo

Los días en el pueblo transcurren, quizás, sin grandes aventuras pero eso no significa que sean aburridos, al contrario. Probablemente es de los pocos momentos al año en que no se tiene un horario marcado y se dispone de tiempo para no hacer nada, si es eso lo que se quiere. Holgazanear sin más, que tampoco está nada mal de vez en cuando.



Disfrutar de la naturaleza

Estar en plena naturaleza nos permite conectar con ella y disfrutarla haciendo excursiones, respirando aire puro o redescubriendo cada noche las estrellas que son tan difíciles de ver en la ciudad, teniendo en Inazares el cielo más limpio de la península ibérica catalogado por la nasa.



Dormir a pierna suelta

Y una vez vistas las estrellas, podremos dormir plácidamente hay una tranquilidad absoluta, en invierno con tu chimenea y en verano no se necesita aire acondicionado porque por la noche suele refrescar en el pueblo, se duerme mucho mejor. Toda una ventaja.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies